Primeros años 0-3


Si los niños viven estimulados, aprenden a confiar en si mismos.
Si los niños son elogiados, aprenden a apreciar a los demás.
Si los niños se sienten aprobados, aprenden a quererse a si mismos.
Si los niños reciben la aceptación de sus padres aprenden a encontrar el amor en el mundo.

Dorothy L. Notte

Esta etapa esta dividida en dos grupos fundamentalmente:

Taller de Bebeteca: hasta los 18 meses.

Taller Pequeteca – de los 18 hasta los 36 meses.

En estos dos grupos, tratamos de reproducir un ambiente doméstico acogedor dónde los niños se sientan como en casa y aprendan por imitación y amor. Es un hogar con sus normas, sus ritmos, sus límites y sus deberes, pero siempre tratando al niño con respeto y amor. Ayudándole a fortalecer su voluntad y conquistar su propia libertad.

Nuestro trabajo se desarrolla principalmente mediante la música, el juego, y la experimentación.

El juego

El juego es un mecanismo biológico completo y funcional; permite que el niño experimente con su cuerpo (sensaciones, coordinación, límites físicos) y con los objetos a su alrededor (texturas, pesos, tamaños, olores, sabores, temperatura, resistencia).

Gracias a ese dispositivo innato, cada ser humano va asimilando el mundo exterior a la vez que acomoda el mundo interior para ajustar ambos a su medida personal y única.

El Juego es el motor del aprendizaje. El gozo del conocimiento y el descubrimiento a través del juego, tomándolo como la actividad y el estado en el que el niño experimenta de forma integral con todo aquello que forma parte de su ser y entorno. En el Juego también están presentes las emociones, los deseos, los afectos y las relaciones con el otro y consigo mismo.

La música

La música tiene un poder que va más allá de las palabras. El placer de compartir la música genera conexiones entre personas a medida que los sonidos y los ritmos rodean al niño en un mundo de sensaciones y sentimientos. La música también ofrece una placentera y provechosa experiencia de aprendizaje y alimenta la imaginación y la creatividad de los niños.

La música está en todas partes: en un aplauso con las manos,en el balbuceo de un bebé, en el sonido del viento moviéndose entre los árboles, en las gotas de lluvia cayendo sobre el tejado y más que todo en las canciones que la familia atesora y las escuelitas como prolongación de la familia inculca y ensena. No se necesitan lecciones especiales ni equipos sofisticados para disfrutar de la música. Toda está ahi…en nosotros y en los bebés y ninos…esperando ser compartida.

La naturaleza

Un entorno natural es el más saludable que podemos ofrecer a nuestros hijos. Nuestro proyecto cuenta con un amplio espacio exterior natural que, además de ofrecer un lugar de juego excepcional, nos dará la posibilidad de realizar diferentes proyectos medioambientales, como la realización de un huerto, el estudio de plantas y animales o cultivos en invernadero.

Usamos nuestro huerto como herramienta pedagógica y como modelo práctico de las relaciones entre el ser humano y la naturaleza buscando vivir y experimentar la Naturaleza para sentirla más cercana y aprender a valorarla y a respetarla, conocer y experimentar de dónde vienen parte de los alimentos que consumimos en casa o en el cole, tomar conciencia de una alimentación sana y habituarse a una vida saludable al aire libre a través del desarrollo creativo!